Conferencias, Outdoor Training, Team Building, Al Filo de lo Imposible, Antxon Arza

¬°SEAMOS INNOVADORES!!

¡SEAMOS INNOVADORES! 

“Aunque nos corten las alas, seguiremos volando”

1ª parte: “AL FILO DE LO IMPOSIBLE”.

Fuimos pioneros en descensos de aguas bravas en kayak. Realizamos un programa titulado Aguas Blancas en el Pirineo, pero… queríamos llegar más lejos: ¿por qué no filmar descensos de aguas bravas en los 5 continentes? 

Veremos cómo fuimos adaptándonos a las diferentes situaciones que encontramos en: Chile, Pakistán, Marruecos, Nueva Zelanda, Zimbawe, dependiendo de la orografía del terreno y de las características del río así como de las diferentes necesidades logísticas de cada expedición.

Hemos trabajado siempre dos equipos: uno de piragüistas y otro de miembros de TVE (cámaras, sonido, dirección, producción). El objetivo era el mismo ofrecer al telespectador imágenes espectaculares de los descensos realizados. Dos equipos diferentes trabajando unidos para lograr un objetivo común.

Cuando termina un proyecto, nace otro, una nueva ilusión, ahora nos desplazaremos a Venezuela y veremos imágenes de cómo en el año 2.000 sufrí un accidente que me dejó parapléjico… momentos de mucha emoción. 

Cuando te cortan las alas no puedes volar, pero tus sueños e ilusiones continúan. 

Con esta actitud positiva y utilizando las últimas innovaciones,  comienza una nueva vida: volver a esquiar, ahora en silla, bucear con la ayuda de un torpedo o atravesar el desierto en quad.

2ª parte: VIVIENDO AL FILO CON…

Una nueva etapa del programa,  con un formato diferente, en la que los protagonistas, nos cuentan lo que Al Filo ha supuesto para ellos, nos narran sus experiencias en primera persona y nos descubren sus pasiones e ilusiones.

Tuve la suerte de ser el primer  protagonista, esquiamos en silla en Cerler,  descendimos en Kayak el río Ara, navegamos en los lagos de Panticosa y buceamos en un lago helado a 1.800 m de altitud…

Luego me quede de presentador, entrevistando al resto de protagonistas, un auténtico lujo conocerlos en primera persona, compartir unos días de rodaje. Comprobar que la pasión es el factor común en todos ellos. 

La ilusión es el motor de estas vidas peculiares con las que he podido saborear sus diferentes actividades, siempre al aire libre, en el monte, en el mar, en ríos lagos, cuevas y glaciares…

Llegaba la fecha de la emisión del primer programa, un regalo de la vida, que te dediquen un programa de televisión a tu vida deportiva, un programa que tuve la suerte de rodar junto a mi hijo Adi, su madre Koki, Angel, Javi e Iñaki mis mejores compañeros de río.

Un estreno, que debería haber sido una gran alegría. Pero… que una semana antes, se trunco por un fatal accidente en bicicleta, en el que perdimos a nuestro queridísimo Adi.

Ver el programa fue un suplicio, escuchar su voz, verlo navegando, esquiando, siempre

con su sonrisa permanente, sabiendo, que nunca más volveríamos a verlo vivo.

Cuando mueren tus padres, quedas huérfano, cuando muero tu mujer, viudo, pero… cuando muero tu hijo…, cuando muero tu hijo, quedas destrozado, no tiene un nombre que lo describa, pero la vida pierde sentido, no tienes ilusión por nada, crees que jamás serás capaz de volver a sonreír ni a disfrutar.

Llego la primavera y Carmen, la entonces directora del programa, me pregunto si quería seguir siendo presentador, de la nueva temporada en “Viviendo Al Filo con…”

No me sentía con fuerzas, ni ganas de ponerme delante de una cámara, pero… dije: sí.

El primer protagonista era Ramón Portilla, buen amigo y compañero con el que pasé la noche de mi accidente y tantas otras aventuras, su cariño y comprensión me ayudaron a romper el hielo y ser capaz, de seguir entrevistando a otros protagonistas, con los que pude realizar actividades maravillosas, compartir experiencias inolvidables y recuperar las ganas de vivir.

Una segunda etapa, que supuso una catarsis y un gran impulso para seguir adelante en la vida, en esta vida en la que siempre me he sentido un privilegiado.

Lloraremos, reiremos y sobre todo reflexionaremos, en una conferencia con una enorme carga emocional, en la que los asistentes se sentirán cómplices e involucrados. 

Aportaran lo mejor de sí mismos, en una rueda de preguntas, en la que participaran con el corazón en la mano y realizarán intervenciones muy enriquecedoras,  llegando a  profundas e interesantes conclusiones.

 

Toda la conferencia, va a acompañada de música y espectaculares imágenes de Al Filo de lo Imposible.